¿Qué Es La Zona?

Cuando hablamos de la zona, nos referimos a un estilo de vida saludable, en donde se logra un equilibrio hormonal que beneficia el cuerpo.

La zona se logra por medio de varios factores, el más importante es una dieta antiinflamatoria  equilibrada entre los tres grupos de nutrientes, en porciones determinadas que son: 40%de carbohidratos, 30% de proteínas y 30% de grasas, con un aporte adicional de Omega 3 y varios antioxidantes necesarios para alcanzar la zona.

Estas proporciones necesarias para estar dentro de la zona, son las mismas que el centro Joslin  (Universidad de Harvard)  recomienda estas porciones para sus pacientes con diabetes.

que es la zona

Beneficios de estar la Zona

Estar en la zona tiene muchos beneficios para la salud, entre ellos se destacan:

  • Controla los niveles de glucosa e insulina en el cuerpo, por lo que reduce la inflamación.
  • Controla los eicosanoides proinflamatorios.
  • Ayuda a la pérdida de peso de forma segura, sin fatigas o hambre.
  • Ayuda a mejorar el aspecto del cabello, piel y uñas.
  • Incrementa la capacidad del cuerpo en crear antioxidantes; disminuye los radicales libres, que a su vez demoran el proceso de envejecimiento.
  • Optimiza las funciones del sistema inmunológico
  • Ayuda a prevenir y mejorar enfermedades crónicas, como el cáncer.

 

Consejos para estar en La Zona

  • Ingerir carbohidratos con bajos niveles de azúcar, como las frutas y las verduras, también puedes ingerir proteínas, tales como el pescado que es rico en Omega 3 y otras carnes magras. Las grasas saludables son beneficiosas en proporciones 40:30:30.
  • Rutina de ejercicios, tener una buena rutina ayuda al equilibro del cuerpo y a quemar grasas. Para optimizar los resultados de La Dieta de la Zona es recomendable hacer al menos, 3 horas de ejercicio a la semana.
  • Comer 5 comidas al día, con 3 comidas principales y 2 tentempiés, no se debe dejar pasar más de 3 o 4 horas sin comer.
  • Reducir la cantidad de carbohidratos simples que se consumen, como las bebidas dulces, el azúcar o la bollería.

 

  • Reducir la cantidad de carbohidratos con alto nivel glucémico, tales como el pan, el arroz, la pasta y demás alimentos que se derivan de los cereales.
  • Incrementar la ingesta de Ácidos grasos, como el Omega 3 Rx y la cantidad de antioxidantes.
  • Reducir el consumo de café y té, estos no tienen no tienen calorías pero estimulan los niveles de insulina en el organismo. Se pueden acompañar con comidas para reducir el efecto.
  • Mantén tu menú semanal organizado, de esta manera podrás tener todos los alimentos en tu despensa con tiempo.
  • Incrementar la ingesta de alimentos (frutas o vegetales) con un alto nivel de polifenoles, estos inflamatorias.